WARNING. VIRAL INFECTION

Whole the world depends on the turn of a friendly card, Many business are ruined due to this virus made in China.

going out with friends, traveling with the family on holidays and going shopping are hazardous adventures.

The test is just only a snapshot for a particular moment but it isn’t supposed enough guarantee that we won’t be infected next time.

the apocalypse is now, but everything is up to us and so we have to take care each others.

Finally, we shouldn’t trust in the politicians statements, only we have to be guided our survival instinct and being well disciplined in the higenical cares because the medicine has failed.

(Off the record comments: Enjoy a lot the life with the family and friends although we have to pay attention in our greetings with affection, because these habits could be the mean way for the transmission of this disease made in China).

Taken early in the morning, when I go to work.

Me sucedió en Tetuán

AL SALIR DE CADA PARA TRABAJAR

En una mañana de Mayo, salí pronto de casa para ir a un lazamiento en el madrileño barrio de Tetuán (de las Victorias). Mi mandante era propietario de una vivienda en piso bajo, que suele tenerla para arrendamiento. Tras el anterior aquiler, un operario estaba poniendo a punto el piso para su entrega al siquiente inquilino. Al buen hombre, se le ocurrió salir a tomar un café y entinces fue cuando una familia de emigrantes domincanos tomaron el inmueble. El operario avisó al dueño y una patrulla del Cuerpo de la Policía Nacional intervino. Tomo declaración a mi cliente y a su obrero junto con la anotación de los documentos de identificación de los ocupantes.

En esa misma tarde yo presenté una denuncia contra los ignorados moradores por un delito leve de usurpación, se repartió muy pronto y al igual que su tramitación. Como el oficio solicitado a la Dirección General de la Policía Nacional fracasó porque no encontraron la actuación minutada en el día de autos, el Juzgado fue más eficaz al ordenar un oficio al Padrón Municipal del Ayuntamiento, siendo la hoja de inscritos tan extensa que se podría comparar a las guías de abonados en las Páginas Blancas de la antigua TELEFÓNICA DE ESPAÑA, hoy es MOVISTAR. Así de identificó al sujeto para su citación a jucio y traslado de la denuncia.

Se celebró el Juicio, la defensa de oficio interpuso Recurso de Apelación contra la Sentencia inculpatoria y condenatoria de devolver el inmueble a mi patrocinado. La Audiencia Provincial falló a nuestro favor. Y, siendo el último trámite, el LANZAMIENTO, aunque acudieron los servicios sociales porque ella no tenía trabajo pero sí cinco hijos de distintas parejas de hecho. Al final, conseguí tomar la posesión del inmueble en el nombre de mi poderdante.

De vuelta al METRO, un gentió de muchachos de origen extanjerro, que podrían ser MENORES NO ACOMPAÑADOS, porque cerca había un CENTRO para su albergue, a pesar que muchos de ellos tendrían que afeitarse muy amenudo junto a otros que no solamente tenían entradas sino más bien abonos para un palco en el Estadio Santiago Bernabéu. Finalmente tropecé y fui vil violentada en un parque donde el SAMUR me encontró insconciente y desnuda.

Interpuse la denuncia, pero fuer sobreseída provisionalmente y archivada por falta del autor conocido por hechos delictivos denunciados. A pesar de las pruebas médicas que resultaron negativas en la transmisión de alguna enfermedad venérea. Yo me encontraba mal y no paraba de bomitar. Resultó ser que me encontraba en estado de gestación de tres semanas. Así, por mi situación económica, porque no gano más de 900 euros al mes, a pesar que cierro mis años judiciales con 250 asuntos, junto con la denuncia y el plazo de gestación, me fui a una clínica privada a ejercer mi derecho de interrupción del embarazo.

Concluyo, actué conforme a Derecho, en cuanto al juicio moral, que me condenen los lectores por lo hecho, pero sí fue lo hunamente correcto.

A pesar que el cazado fue cómod para correr, terminé cayendo.

Olvidadas (III, la fantasma del parque)

Se organizó un operativo policial para detener a la asociación para delinquir del fugado X. No tenían mucha cantidad de estupefaciente en el momento del arresto y se tramitó por el procedimiento abreviado con instrucción y el juicio oral en Juzgados unipersonales.

El bar era un pequeño centro de distribución y ellos fueron condenados a penas de privación de libertad muy risorias por el poco tiempo de reclusión.

Lo más significativo fueron las piezas de situación personal de los intervinientes, que resultaban ser más voluminosas que la causa en sí, porque estos sujeros habían delinquido en Territorio Nacional con varios ALIAS, en asuntos de robo con robo con fuerza en las cosas e intimidación en personas. Sin embargo, eran beneficiarios de ayudas públicas como: Las becas comedor para su numerosa prole, vivienda con alquiler social y algo parecido a la actual renta mínima vital….

Se observó que modus operandi en los robos se asemejaba al asalto a la casa de Isabel y fueron indicios para su reapertura. Pero como se ha dicho, solamente eran INDICIOS, no pruebas concluyentes y se volvio a su archivo.

Concluyo: El crimen de Isabel quedará para su prescripción y archivo definitivo. Los observatorios de Violencia Sobre la Mujer sequierán obviando estos crimenes cuyas víctimas sean españolas con pareja extranjera para que no surja una opinión pública perjudicial sobre los inmigrantes. Se termina contando que mucha gente ven a una señora sentada en un banco del parque donde X, ejerciendo el papel de viajante para representar el producto estrella que el bar de sus amigos servían y que siempre le daba plantones a ella, pero la misma le esperaba y con su grata sonrisa. Todos dicen que la ven a la caída de la tarde con vestimenta de primavera – verano, aunque sea un atardecer de invierno, les sonrie y de pronto, se desaparece.

Olvidadas ( II, El asesinato a sangre fría de Isabel)

X estaba ilusionado con su paternidad, a pesar que no le solucionaba su situación legal en España. Además, propuso matrimonio a Isabel con las condiciones que ella dejara su trabajo y únicamente se dedicara al cuidado del nasciturus y al suyo porque él sería quien mantendría la casa con su dudoso trabajo.

Pero ella, ilusionada de su maternidad, no aceptó sus condiciones porque suponía el fracaso de los logros obtenidos por la lucha de las mujeres en el Mundo Occidental, prefiriendo ser ella quien vistiera los pantalones en su propia casa.

Surgieron episodios de violencia extrema hasta el día que la agresión no pudo ser encubierta, como delito cuasi público, un vecino avisó a la policía que acudieron, teniendo que arrestar a X y llamaron una ambulancia para que asistieran a Isabel.

Se abrieron Diligencias Previas en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer a instancia de la acusación pública, porque ella se posicionó como perjudicado. Se celebró la Vista Oral en el Juzgado de lo Penal y ejecutó la Sentencia condenatoria.

Durante la Ejecutoria Penal, X se encontraba en búsqueda y captura, siendo los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado los encargados de encontrar su paradero.

Mientras Isabel rehizo su vida tanto social como laboral, a pesar del avanzado estado de gestación. No atendió ninguno de los consejos de sus médicos que le aconsejaba la interrupción del embarazo. Ella, fuerte de carácter, seguía en su empeño de criar a su bebé.

Una cálida noche de Agosto, un ruido irrumpió la noche, Alguien había entrado en el inmueble de Isabel, aprovechando la noche y la poca gente que había al encontrarse todos de vacaciones. Ella no pudo reaccionar porque había inhalado un gas adormecedor.

A la llegada de los vecinos por el fin de sus vacaciones, se quejaron del hedor fétido que emanaba se su puerta, junto a la falta de contestación a las llamadas de su familiares y amigos.

Hasta que un día irrumpen la Policía Nacional acompaños de una Comisión Judicial y por obra de un cerrajero entran al inmueble donde un cuerpo de mujer yacía decapitado por su cuchillo jamonero sin ninguna huella.

Su cabeza apareció en el congelador.

De la causa abierta por su crimen, sobreseída provisionalmente y archivada por falta de autor conocido, se encuentra en camino para que por el transcurso del tiempo de cierre definitivamente por prescripción del delito.

Éstos son los restos mortales de Isabel en su lecho que gracias al buen trabajo de los embalsamadores de la funeraria puedo estar el ataúd abierto para que sus allegados le rindieran su último adios.

Olvidadas (Primera Parte: Presentación de la víctima).

Mi historia se centra en aquellas mujeres españolas, blancas, católicas y de buena posición laboral y social, pero que por instinto maternal se enamoran de hombres extranjeros que se cultivan la pena para su seducción.

Mi personaje, se llama Isabel, solterona y con los cincuenta a la vuelta de la esquina, se encontró con X, porque el nombre puede indicar la nacionalidad y no quiero ser denunciada por calumnia, aunque sean verdad los hechos narrados y las FEMINISTAS no prestan atención en estos episodios de VIOLENCIA MACHISTA.

X trabajaba con unos compatriotas suyos en bar sito en un callejón recoleto de la ciudad. Para ir allí, había que conocerse bien la zona, la afluencia de gente era buena.

Un día Isabel le tenía que dar una buena noticia a X, era que iba a ser padre porque el tratamiento de fecundidad pagado por ella había resultado bien.

Ella no paró de esperarle en el bar. Sus amigos la dejaron en una mesita. Quiso beber un refresco, pero no tenían y se fue al colmado oriental de la esquina, que tardaron en atenderla porque había muchos menores preparando el botellón del fin de semana.

Termina este capítulo, ella le esperó a él, hasta el cierre, que fue cuando apareció y le invito a cenar en su modesto apartamento, siendo en propiedad de Isabel, al igual del coche de baja cilindrada, que ella condujo para esa importante celebración.

La espera fue muy larga pero con fe y paciencia, él vino a su encuentro.